miércoles, 11 de junio de 2008

Barack ya no tiene baraka

Estoy en California. No, no lo digo para despertar envidias y bajas pasiones, porque creer que esto es como nos muestra el cine es como creer que en España todo es toros y sevillanas… Digo que estoy en USA porque estoy aprovechando mi estancia en estas tierras para contar a los americanos que creen en Barack Obama que es imposible que gane las elecciones presidenciales.

Obama representa lo que todos deseamos para el mundo, es decir un cambio importante. Es joven, con ideas nuevas, con imagen y carisma… no es que sea el Kennedy negro, pero se le aproxima.

Y además de todo eso, tenía hasta ahora un factor importante necesario para casi todo en la vida: Baraka, que para los no que no lo sepan, significa “suerte” en árabe. Es la suerte divina, la protección que el cielo derrama sobre los elegidos. Y esto, se le ha acabado.

A los americanos con los que hablo a diario les explico que la culpa la tiene el presidente Rodríguez, y aunque aquí no le ponen cara ni cejas al susodicho, yo hago un ejercicio de memoria histórica y les recuerdo que es ese señor que vestido con gabardina y cara de desprecio permaneció sentado mientras desfilaba la bandera de las barras y estrellas. Y claro, los americanos serán lo que usted quiera, pero tienen memoria y respeto por su bandera y su patria y esto no lo olvidan ni lo olvidarán jamás.

Localizado el personaje, les sigo explicando las razones del más que probable fracaso de Obama. Veamos:

El presidente Rodríguez ha dado su apoyo y deseo de victoria a Obama y apuesta por un “nuevo amanecer”.

Y aquí es donde Obama ha empezado a perder las elecciones porque los antecedentes de “apoyos” del presidente Rodríguez son:
Apoyó el SI en el referéndum francés por la constitución europea. Recuerden el famoso “France vote oui”… Pues votó que No.
De Angela Merkel dijo que no podía ganar las elecciones porque era una fracasada… Y ganó.
Apoyó a S. Royale en las presidenciales francesas y Sarkozy ganó , barrió.
Dio todo su apoyo a Cristina Kichner en Argentina.Y ganó… pero perdió Argentina.
En Italia hizo campaña a favor de Walter Veltroni, y llegó Berlusconi y lo fulminó.
Y para rematar: En las presidenciales americanas anteriores dio todo su apoyo a John Kerry. Un G. Bush, en su peor momento ganó y arrasó.

Propongo a los seguidores de Obama que soliciten, casi rueguen, que el presidente español haga una declaración de apoyo total a J. McCain… de no ser así , lo dicho, a Barack se le ha acabado la baraka.

2 comentarios:

Shikilla dijo...

Comienzo por decirte que en mí sí despiertas la envidia, aunque aquéllo no sea como lo pinta el cine.

En cuanto a Barack y su baraka, de acuerdo totalmente contigo en que tener el apoyo de Zp es un hándicap grande, muy grande, para ganar.

Y tiene que dar gracias de que Pepiño Blanco se haya "resistido en estos últimos meses a confesar públicamente su simpatía hacia Barack Obama para no interferir en lo más mínimo en el proceso de elección que estaba desarrollando", porque si no ni siquiera hablaríamos de él ahora como candidato.

Que te diviertas en tierras californianas.

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Obama perderá porque los whasppies son todavía mayoría en aquel país. Yo creo que Zapatero no es un cenizo, simplemente confunde sus deseos con la realidad.