lunes, 4 de mayo de 2009

Traductor@s al borde de un ataque de nervios

Los traductores (y traductoras, tranquila Bibiana) del Parlamento (y Parlamenta, tranquila otra vez Bibiana) Europeo están preocupados, muy preocupados.

Desde que se han enterado que la insuperable Magdalena Alvarez es candidata al Parlamento Europeo , andan como locos buscando de librería en librería, desde Bruselas a Estrasburgo un diccionario “Maleni - Inglés, Inglés – Maleni”.

Si ya traducir lo que dicen los políticos debe ser difícil, traducir a nuestra inigualable ex Ministra debe ser de premio Nobel. Aún no sabemos que dirá, pero por su trayectoria nos podemos imaginar el estado de nervios de los traductores.

Les propongo a éstos que para ir entrenándose intenten traducir a los idiomas comunitarios algunas de las famosas frases de la futura europarlamentaria:



1. Tengo la cabeza que tengo, y las posibilidades que tengo .


2. Hay determinadas cuestiones, que aun conociéndolas, no las conozco.


3. España es muy grande y hay que trabajar todos en muchos sitios.

4. ¿Pero qué respeto tiene usted a la filtraciones?

5. No me perdonan que sea una mujer preparada y una buena profesional

6. Aquí fue donde aprendí a torear (…) toreo con la izquierda, toreo con la derecha, y al que no, lo toreo de pecho.


(si se entera José Tomás que es torera, devuelve antes la Medalla de las Bellas Artes)


7. Que hay polvo en una obra? ¡Pues claro que hay polvo en una obra! Si no hubiera polvo no habría obra o no hay obra sin polvo.

8.Habla usted de las dos Españas. Cuando lo ha dicho creía que iba a hablar de la canción de Serrat, pero no, hablaba de los peajes.


9.Yo no me hago responsable de la ejecución de ninguna obra que no sea del Ministerio de Fomento. Me cuesta hacerme del mío, imagínese de la obra de los demás


(Llegados a este punto, la mitad de los traductores habrán pedido la baja laboral)

10. Que cada palo aguante su vela, yo no soy el candelabro de todas las velas, sino el soporte de las velas del Ministerio

(menudo lío tiene con las velas, candelabros y los barcos)



Y ahora, las mejores


11. Si cambió la nevada de manera impredecible, y no la predicen los que la tienen que predecir, ¿cómo la vamos a predecir los que no hacemos predicciones y estamos esperando la predicción?

(versión Maleni del famoso “el cielo está enladrillado...”)

12. La vía habla en lenguaje LZD y el tren entiende en RTMS. Por lo tanto, cuando la traducción no es perfecta, por seguridad, el tren deja de funcionar hasta que entiende lo que está diciendo la vía.


13. Cuido tanto hablar, el hablar, que hablo peor, porque si hablara como siempre he hablado pué y no quisiera hablar despacito para no saltarme determinadas terminaciones que me la sigo saltando y demá, pué me costaría menos porque pienso más rápido que estoy hablando y entonces se me va el hilo de la intervención.


Señor@s traductor@s, ella es que es así. Como diría nuestro Chaves, “que grasia tiene mi niña, achilipú, arsa, arsa”.

1 comentario:

Matilde dijo...

Es tremenda, de verdad, que vergüenza que esta señora sea parlamentaria, haya sido ministra y, además, y eso es lo peor, ya sigue con un sueldo de por vida, claro que, bien mirado, el expresarse así no es moco de pavo y tiene que tener, logicamente, su recompensa. No todos somos capaces de expresar tan claramente nuestras ideas.
¡que barbaridad!