miércoles, 19 de noviembre de 2008

Dice Garzón que Franco ha muerto

Corría el año 1.975 cuando mis padres compraron la televisión en color. Y lo hicieron aprovechando el momento de la muerte de Franco.


No es que la compraran para celebrarlo, no, simplemente lo hicieron aprovechando la excusa de ver en color todo el funeral, la coronación de los Reyes y demás parafernalia desplegada en aquellos días de noviembre. Ya sabemos que cuando queremos algo, buscamos cualquier pretexto para tenerlo.


Una Vanguard con 6 canales y mando a distancia digital, por lo que por turnos, mis hermanas y yo nos levantábamos del sillón para cambiar de canal.


Y después de lo de Franco y los Reyes vinieron los dibujos animados, los programas de Valerio Lazarov con Bárbara Rey (que aunque se llama María García supongo que se puso lo de Bárbara por lo idem que estaba y lo de Rey lo dejo a su libre imaginación.), el telediario presentado por Lalo Azcona y su botón desabrochado, Un globo dos globos tres globos, Vickie el Vikingo, La abeja Maya, Mazinger Z (para mi que tenía un rollete con Afrodita A, aquella que al grito de “pechos fuera” lanzaba misiles).


Y también tuvimos en colores a José Mª Iñigo y sus programas desde Florida Park, a Lauren Postigo y sus Cantares, a la Banda del Mirlitón, la familia Ingalls desde su casa en la pradera, los partidos de fútbol los domingos, el habla pueblo habla , Adolfo Suárez y UCD, Felipe y Guerra con su pana, el segundo puesto de Mocedades y Betty Misiego paseando sola en la ciudad…


Podríamos seguir poniendo recuerdos hasta el infinito y más allá, por lo que dejo que sea usted quien añada a la lista los colores de su vida.


En mi familia todo empezó por la muerte de Franco. O eso creíamos. Hoy, un noviembre de 33 años después un juez estrella e incompetente (derivación de “no tener competencias”), ha sentenciado que tras una profunda y amplia investigación Franco ha muerto.


Con permiso de los laico-progre-laicistas doy gracias a Dios porque hace 33 años el juez Garzón no ejercía , ya que de haberlo hecho hubiera puesto en duda la muerte del invicto y los Morcillo nos hubiéramos quedado sin televisión en color.

2 comentarios:

"di milagro" dijo...

En mi familia tambien compramos la tele en color para ver el entierro de Franco y me acuerdo que en la portada del ABC dando la noticia salió la foto en primer plano de Franco de perfil y con un sombrero de caza y a mí se me ocurrío pintarle algunos dientes con boli negro y parecía mellado. Cuando mi padre lo vió me dió un bofetón que "di milagro" no me quedo como Franco en la foto.
Si esto se le hubiese ocurrido hacerlo al juez Garzón,igual su padre hubiese reaccionado como el mío y se habría dado cuenta de que Franco había muerto. A mí la torta todavía me duele.

fantu dijo...

Junto a mis hermanos yo también ví el funeral de Franco. Tenía 7 años. Cuatro menos que ellos. Recuerdo que durante todo el día largas filas de personas pasaron delante del féretro. Aquello debió impresionarme. No recuerdo muy bien porqué (creo que lo hice para el colegio) dibujé aquella situación. En mi dibujo se veía una larga fila de personas, algunos tristes, pero lo mejor era Franco. Él aparecía en su féretro ¡sonriente! Si Garzón viera hoy aquel inocente dibujo (que no sé dónde fue a parar) pondría otra vez en duda su muerte. Si Franco estaba muerto, ¿por qué sonreía?
Él no lo sé, pero nosotros lo hacíamos cada vez que encendíamos, tras la carta de ajuste, aquella tele, también en color.