jueves, 10 de julio de 2008

Once

11 de septiembre.
11 de marzo.
10 de julio y 11 años desde que los asesinos secuestraron a Miguel Angel Blanco.
Como regalo de aniversario, una sentencia dictada por un tribunal presidido por el juez del 11M , según la cual no es delito mantener calles dedicadas a los asesisnos etarras que inspiraron, entre otros, el asesinato de M. Angel Blanco. Una vez más los asesinos etarras que desprecian el estado de Derecho, consiguen el amparo del mismo.
El 11 es el quinto número primo, y eso es lo que hacemos con sentencias tan cobardes.
11, número que sigue al 10, día en que lo secuestraron, y que precede al 12, día en que lo asesinaron.
Decía San Agustín que el 11 es el escudo del mal, y parece que una vez más tenía razón.
Todos somos Miguel Angel y en su nombre y en el de todas las víctimas sólo deseamos una cosa: Que los asesinos de ETA paguen por lo que han hecho. Más de 1.000 víctimas esperan.
Que lo paguen aunque sólo sea una vez, la definitiva. Sin beneficios penitenciarios.
Una vez..., o como dicen los ingleses "once".

2 comentarios:

Matilde dijo...

Hola Ramón
Como siempre muy acertado tu artículo
Es cierto, que por lo menos paguen una vez pero con este despropósito que tenemos de gobierno y oposición aqui solamente lo pagan las víctimas, en primer lugar, y los que lamentamos tremendamente esta situación y solo podemos apoyar moralmente o escribiendo como tu lo haces.
Un abrazo - Matilde

Shikilla dijo...

Aqui pasa como en el dicho: "en qué tribunal se ha visto, ni en qué juicio ni en qué Audiencia, al vivo dejarle libre y al muerto echarle sentencia".

Eso es lo que pasa con las víctimas del terrorismo, que parece que llega un momento en el que resultan incómodas, son un lastre que impide el "avance" hacia el común entendimiento.

Por eso apoyo y he firmado que en cada ciudad de España, las Víctimas del terrorismo tengan una calle. En mi blog está el enlace.

Un saludo