miércoles, 3 de septiembre de 2008

El Raimon y la Dulors

Sr. Suñé, (y disculpe por no empezar con el tradicional “estimado”):

He leído su iniciativa de apadrinamiento de niños extremeños por mil euros al mes.

Y he visto la foto que ilustra tamaña estupidez, propia de un estúpido carente de toda gracia y sensibilidad.

Tengo dos hijos. Dos extremeños. Normales. Como tantos y tantos niños sin distinción autonómica. Extremeñitos, y por tanto, aunque a usted le moleste, españoles. De madre madrileña y padre español nacido fuera de España… y ya sabe usted lo que nos ocurre a los que hemos nacido fuera, que no entendemos de nacionalismos rancios. Será porque desde fuera se ven las cosas más claramente.

Pero volvamos a mis dos extremeños. Se llaman Ramón y Lola (para usted “el Raimon y la Dulors”, que no entiendo yo esta manía que tienen ustedes de anteponer el artículo al nombre).

Ramón , con once años, me dice que le diga en la presente que deben tener por ahí arriba mucho dinero para poder permitirse el lujo de pagar mil euros al mes por apadrinar un niño. Y que si tienen tanto dinero, será porque la balanza fiscal o lo que sea, le es favorable. Y es que por aquí no podemos permitirnos tales dispendios.

Y Lola, con sólo ocho años, me insiste que le diga que está usted en el mundo porque tiene que haber de todo.

Yo, además, me he permitido decirles a mis hijos que es usted un gran mentiroso porque nadie normal se puede creer esa afirmación que va usted pregonando sobre que ha sufrido amenazas de muerte desde Extremadura. Miente y usted lo sabe. Las amenazas de muerte son propias de gente más afín a sus ideas independentistas.

He aprovechado para decirles a mis dos extremeñitos que Cataluña es lo que es porque no todos son como usted, y hay gente seria y trabajadora, pero que tengan presente que al progreso de su región han contribuido miles y miles de extremeños que tuvieron que emigran. Y esto, es memoria histórica, pero de la buena, la que a usted no le gusta.

No voy a perder más tiempo con usted. Me despido diciéndole que me alegro mucho que sea usted catalán , porque eso significa, aunque le moleste, que es español.

1 comentario:

Matilde dijo...

buenos días, Ramón
Creo que el Suñé, por eso del artículo paletamente puesto siempre delante, no va a comprender tu artículo, no llega.

Lo único que me alegra y emociona profundamente es que se va a coger una pataleta cuando recuerde que él también es español, que Cataluña es España, y que Cataluña es tan importante gracias a los trabajadores Extremeños y que los extremeños vienen de Extremadura que también es España.

No sé, también me parece demasiado para él. Quiza se lo pueda explicar la Ministra de Defensa

Besos a todos. Que Lola y Ramón se quedon los mejores