miércoles, 3 de febrero de 2010

Obamita de mi vida...

         Les tengo que confesar que estoy nerviosito ante el acontecimiento de mañana.

         José Luis Rodríguez, el puma de la política,  se va a Obamalandia al “desayuno de la oración”. Doy el tema por sabido por todos ustedes, personas leídas y escribidas, y no me extenderé en explicarles de qué va esto.

         Ansioso estoy por escuchar el discurso del laico ateo este que por hacerse la fotito con Barack ha aparcado su cutre ateísmo progresista.

         Barack bien vale una misa y un discurso hablando de los valores cristianos.

         Pero no nos engañemos porque aunque el discurso tiene que versar sobre los valores cristianos y cosas así, ya conocemos la habilidad del cejas para hablar sin decir nada.

         Para mi que el discurso podría ser algo así: (en spanish, of course, que el inglés no es lo suyo):

         “Obamas todos, digo Señoras y Señores:

         La realización de las premisas del programa nos obliga a un exhaustivo análisis de las directivas de desarrollo para el futuro.

         Sin embargo, no hemos de olvidar que la estructura actual de esta organización garantiza la participación de un grupo importante en la formación del modelo de desarrollo.

         Las experiencias ricas y diversas muestran que la superación de aquéllas permiten en todo caso explicar las razones fundamentales de toda una casuística de amplio espectro.

         Pero pecaríamos de insinceros si soslayásemos que un relanzamiento específico de todos los sectores implicados asegura siempre un proceso muy sensible de modernización de las básicas premisas adoptadas”



         ... así puede estar hasta el infinito y más allá , que para esto es un auténtico genio.

        
         Mañana veremos, pero diga lo que diga, sabemos que para él sólo hay un dios verdadero al que cada noche reza su oración:

         “Obamita de vida, eres Presidente como yo, por eso te quiero tanto y te doy mi corazón. Tómalo, tuyo es, de Sonsoles, No. “

         Amén.

1 comentario:

lourdes dijo...

Querido amigo Ramon : leyendo tus comentarios varios días después del evento que narras, no tengo mas remedio que pensar que tienes línea directa con al teléfono rojo de tu Presidente, porque has "predecido" con total acierto que efectivamente, no dijo nada de nada , de lo que tampoco yo me sorprendo. Mucho criticas pero seguro que es de cara a la galería ( es broma). Tu final de texto me encanta.
Un saludo. Adolfo