miércoles, 10 de junio de 2009

ZP ¿es de Ganímedes o de Raticulín?


Me confieso Leirista. Antes fui Malenista y también Bibianista.


Con este trío, que se quiten los mosqueteros (que eran cuatro aunque siempre decimos “tres”).


Han pasado ya varios días desde que mi admirada Leire, tan preparada ella, dijera aquello de :


«Les sugiero que estén atentos al próximo acontecimiento histórico que se producirá en nuestro planeta: la coincidencia en breve de dos presidencias progresistas a ambos lados del Atlántico, la presidencia de Obama en EEUU y Zapatero presidiendo la UE). Una esperanza para muchos seres humanos»


Esto es, la conjunción interplanetaria del mundo mundial.


Y claro, han venido a mi memoria recuerdos planetarios del pasado. Oyendo a Leire no he podido por menos que recordar a Carlos Jesús, aquel visionario que hace unos años se hizo famoso por sus fantasías galácticas.



Decía Carlos Jesús que iban a venir a la Tierra 13 millones de naves desde las constelaciones de Orion y Raticulín... y todo ellos gracias a Antarcharán.


Carlos Jesús venía de Ganímedes y él a su vez era dos personas, Micael y Crístofer.


El personaje en cuestión –Carlos Jesús, no Leire- había sobrevivido, decía, a una descarga de 42 voltios. No murió porque una luz blanca le dijo que tenía que volver a la vida para cumplir una misión en la Tierra.



... Vamos, como ZP que tiene una misión salvadora del mundo y también se cree dos personas: ZP y Obama.


Pero esto es lo que tenemos, un Presidente iluminado que se cree el salvador del mundo, una ministra sin formación ni preparación que juega a ser legisladora de barbaridades, una secretaria de organización socialista embelesada ante la figura del iluminado, y en general, una partida de malos gestores que nos están llevando al agujero negro más profundo, ese que debe estar más allá de Ganímedes.



Viendo a estos sujetos y sujetas uno empieza a dudar de a quiénes le cayeron realmente los 42 voltios de Carlos Jesús y uno empieza a desear que lleguen pronto los 13 millones de naves porque es la única esperanza de que cuando se vayan de regreso a Raticulín se los lleven con ellos.

2 comentarios:

Pepe Álvarez de las Asturias dijo...

Muy bueno, Ramón. La verdad es que el agujero negro en el que nos están sumiendo estos individuos e individuas es cada día más profundo, más negro y más apestoso (y perdón por la referencia escatológica). Echamos de menos la inocente iluminancia de Carlos Jesús, que al fin y al cabo no hacía daño a nadie; podría haber sido un gran ministro de asuntos exteriores de Mister Paz; igual que Tamara de defensa (con su madre la Seisdedos de capitana generala); o Yola Berrocal de igualdad... o de cultura. Total, para lo que hay ahora...

Carlos dijo...

Ramon,eres un fenomeno.Ahora que conozco tu pagina,la visitare mas amenudo.
Un abrazo
CARLOS