viernes, 28 de noviembre de 2008

La gata con calcetines

Que siete vidas tiene un gato lo sabemos todos y que a los naturales de Madrid se les llame “gatos”, lo sabemos casi todos.


Con un simple silogismo podríamos decir que si un gato tienen siete vidas, y que si mientras hay vidas hay esperanzas, ahora nos explicamos que Esperanza Aguirre, gata ella de Madrid , salga indemne de accidentes y atentados.


Consumió una vida en su batalla política con el alcalde de Madrid, otra se la dejó en un helicóptero y la tercera entre las bombas de Bombay.



Esperanza es la gran esperanza de los que no tenemos fe en los que desde la oposición siguen haciendo eso: oposiciones a quedarse dónde están. Con ella tenemos fe y esperanza.


Hay quien dice que gato con guantes no caza ratones, pero ahí está la gata , sin guantes pero con calcetines dispuesta a dar caza al Presidente Rodríguez.



Yo si fuera ZP me echaría a temblar ya que Esperanza aún tiene cuatro vidas y para derrotarlo y subirse al tejado más alto, le sobran tres.

1 comentario:

nunú64 dijo...

Ya lo dijo Carlomagno: La esperanza es el sueño de los que están despiertos.